Constitución Política de la Ciudad de México

 

Fue publicada el 5 de febrero de 2017, como reslutado de la reforma politica de 2016. En ella se reconoce a la Ciudad de México como entidad “libre y autónoma en todo lo concerniente a su régimen interior y a su organización política y administrativa”, al mismo tiempo que mantiene su condición de capital del país y sede de los poderes de la Unión.

 

Algunas novedades de la Constitución

 

  • El Congreso de la Ciudad de México puede participar con los demás congresos locales en el proceso legislativo para reformar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
  • Quien ocupa la Jefatura de Gobierno puede nombrar a quienes serán titulares de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México (la facultad para remoción la conservará la Presidencia de la República).
  • Las demarcaciones territoriales pasaron de ser delegaciones a alcaldías.
  • Introduce como un nuevo instrumento de participación ciudadana: la revocación de mandato.

Estructura de la Constitución de la CDMX

La Constitución coloca a la dignidad humana como principio rector supremo, por lo que ubica como ejes centrales al respeto y la observancia de los derechos humanos.

 

Consta de 71 artículos (además de los artículos transitorios) en donde se plasman una gran cantidad de derechos, tales como, a la alimentación, a la vivienda, así como los derechos de los grupos indígenas, de las personas afrodescendientes, el derecho a la muerte digna y el matrimonio civil igualitario. También se reconoce el derecho de todas las personas –incluidas niñas, niños y adolescentes– a participar en la toma de decisiones públicas.

 

Asimismo, se definen los atributos que habrá de perseguir la Ciudad de México, tales como ser una ciudad garantista; de libertades y derechos; democrática; educadora y del conocimiento; solidaria; productiva; incluyente; habitable; segura; y global.

 

En este documento se establece que la Ciudad de México adoptará la forma de gobierno republicano, representativo, democrático y laico. Así como la división de poderes en Legislativo, Ejecutivo y Judicial.

 

Dentro de la Constitución se concibe la ciudadanía como un vínculo entre las personas y la comunidad a la que pertenecen para disfrutar de los derechos reconocidos en ella. Además, establece instrumentos y mecanismos de participación ciudadana que corresponden al ejercicio de una democracia directa, participativa y representativa.

 

Puedes consultar la Constitución Política de la Ciudad de México aquí.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *